Actualizado: 

Pulsaciones normales

Las pulsaciones, también conocidas como frecuencia cardíaca, consisten en la cantidad de veces que late el corazón por minuto. Las pulsaciones en reposo, es igual a la cantidad de veces que late el corazón mientras el cuerpo está relajado.

Contenido:

Valores de pulsaciones normales

Como bien explicamos antes, las pulsaciones normales son la cantidad de veces que late el corazón por minuto. Para que el cuerpo humano funcione de manera óptima es necesario que el corazón bombee sangre a todos los órganos, cabe destacar que este proceso debe ser con una frecuencia y presión específica.

La Fundación Española del Corazón (FEC) asegura que las pulsaciones normales se dan cuando sus valores están entre 50 y 100 latidos por minuto.

Tenemos que tomar en cuenta que existen varios factores que pueden hacer que las pulsaciones normales cambien:

  • Al realizar actividades físicas se genera taquicardia
  • Es posible presentar bradicardia
  • Debido a diversos estímulos la medición puede variar durante el día y la noche
  • Puede aumentar por una subida de adrenalina

Tip: Descarga Cora Health, hazle seguimiento a tus pulsaciones y mejora la salud de tu corazón con un estilo de vida saludable.

Frecuencia cardíaca por edades

puslaciones-normales-infografic

Normalmente cuando medimos las pulsaciones el cuerpo está en reposo, por ende, los valores de frecuencia cardíaca normal van de la mano con el reposo. Entonces, podemos afirmar que las pulsaciones normales están entre 50-100 latidos por minuto, hay que tomar en cuenta que, como en muchos casos, la frecuencia cardíaca varía dependiendo de la edad de la persona.

A continuación, encontrarás una tabla de frecuencia cardíaca por edades:

Edad Latidos por minuto
0 años 140
2 años 120
4 años 100
10 años 90
14 años 85
Adultos 60 - 80
Tercera edad 80 - 100

Como podemos observar en la tabla de frecuencia cardíaca por edades anterior, cuando nacemos las pulsaciones son muy elevadas, esto se debe a que el organismo trabaja con mucha intensidad, por ende, el corazón bombea sangre con mucha velocidad. Luego entre los 2 y 4 años la frecuencia cardíaca va disminuyendo, pero sigue siendo alta por la alta demanda de sangre por el organismo. Luego se va normalizando hasta llegar a los valores que son considerados normales. Ya al llegar a la tercera edad comienza a aumentar de nuevo la frecuencia cardíaca, por mayor demanda de sangre del organismo.

En cada uno de los rangos de edades encontramos el valor de las pulsaciones normales, por eso es importante saber que a lo largo de la vida los valores van a ir variando. Las pulsaciones normales te dicen mucho sobre tu salud, es por ello, que debemos conocer todo lo posible sobre ellas. También es importante no estresarse si los valores no están dentro de los rangos de que son considerados normales, recuerda que las pulsaciones normales varían por un sin número de razones, solo debes conocer cuáles son y determinar por qué tus pulsaciones normales dejaron de serlo. Ahora bien, si tu pulsaciones normales dejan de serlo por un período largo deberías visitar un especialista.

Frecuencia cardíaca baja

La frecuencia cardíaca baja es también conocida como bradicardia. Ésta se da cuando el corazón no bombea sangre con suficiente oxígeno, por ende, los órganos no pueden realizar su labor de manera adecuada.

Existen diversas causas que generan una frecuencia cardíaca baja, las principales son: enfermedades cardiovasculares, ciertos medicamentos, condiciones cardíacas hereditarias y envejecimiento

Los síntomas que pueden presentarse son: debilidad, mareo, falta de aire, palpitaciones, síncopes y dolor torácico.

Por lo general la frecuencia cardíaca baja no viene acompañada de síntomas y no depende de un tratamiento. Pero en dado caso que la situación se complique, puede ser necesario que se coloque un marcapasos.

Ritmo cardíaco alto

El ritmo cardíaco alto es también conocido como taquicardia. En este caso, las pulsaciones están por encima de 100 latidos por minutos, es decir, no se consideran pulsaciones normales. Es común que se presente cuando realizamos cualquier actividad física, el corazón late más rápido para llevar oxígeno a los órganos y tejidos. También aumenta cuando presentas ansiedad o nerviosismo.

Una persona que siente de manera constante su ritmo cardíaco alto debería comunicarse de inmediato con su médico, esto podría significar que tiene una condición cardíaca. Otras causas de ritmo cardíaco alto pueden ser: anemia, neumonía, deshidratación, problemas en la tiroides, infección en la sangre, fiebre, alcohol, cafeína y arritmias.

Síntomas que debemos tomar en cuenta si el ritmo cardíaco está acelerado:

  • Si sientes debilidad, poca motivación para realizar tus tareas del día a día y agotamiento es probable que sufras de anemia.
  • Sentir angustia y estrés.
  • Si sientes dolor en el pecho, falta de aire, malestar general es recomendable contactar de emergencia a tu médico.
  • Si sufres hinchazón en los pies, piernas y tobillos, retención de líquido lo más probable es que sufras de problemas cardíacos.
  • Mareo
  • Desmayos

Factores que influyen sobre las pulsaciones normales

Como todo en el cuerpo humano, las pulsaciones normales pueden ser influenciadas por diversos factores tanto externos como internos. A continuación, les daremos una pequeña lista de cuáles son los factores más comunes:

  • Enfermedades: normalmente cuando el sistema inmunológico está deprimido con enfermedades como anemia, fiebre o infecciones aumentan tu ritmo cardíaco.
  • Genética: afecta tanto las pulsaciones en reposo, como las altas y las bajas.
  • Edad: previamente explicamos que, cuando nacemos el ritmo cardíaco es alto por la alta demanda de sangre que tiene el cuerpo en crecimiento. Luego, conforme vamos creciendo las pulsaciones se tornan normales.
  • La hora del día: a lo largo del día las pulsaciones van variando, en la mañana son más bajas que en la tarde, cuando hacemos la digestión las pulsaciones aumentan entre un 10 a un 30%.
  • Género: por lo general las mujeres tienen de 5 a 15 pulsaciones más por minuto.
  • Temperatura: las pulsaciones normales pueden variar dependiendo de la temperatura del ambiente. Mientras más calor hace las pulsaciones son mayores que cuando hace frío. Además, si los cambios de temperatura son muy bruscos, el cerebro busca enviar un estímulo para que la mayor cantidad de sangre aumente o disminuya la temperatura de algún órgano.
  • Fármacos: existen diferentes sustancias que pueden aumentar las pulsaciones.
  • Deshidratación: cuando estamos deshidratados, la sangre se espesa, por ende, se obstruye el flujo sanguíneo, lo que hace que el corazón trabaje con más fuerza.

Lee más sobre qué factores afectan la presión de pulso

¿Cómo medir tu frecuencia cardíaca?

Existen diferentes maneras para medir las pulsaciones, para conocer si son consideradas pulsaciones normales, puedes hacerlo con ayuda de un medidor de frecuencia cardíaca o de manera manual.

Para hacerlo sin ayuda de un monitor de frecuencia cardíaca tienes diversas opciones, lo que debes hacer es buscar una arteria con la que puedas sentir tu pulso de manera sencilla, esto sucede porque la arteria pasa cerca de la piel. Existen 7 puntos diferentes en los que puedes medir tus pulsaciones:pulso carotídeo, pulso radial, pulso femoral, pulso cubital, pulso poplíteo, pulso temporal y pulso medio.

Te recomendamos que utilices el pulso carotídeo o el pulso radial, ya que, son los más fáciles de encontrar:

  • Pulso carotídeo: para tomarlo debes colocar tu dedo índice y medio en el área frontal del cuello, justo debajo del ángulo de la quijada. Luego cuenta la cantidad de latidos que sientes durante un minuto, ese número es el valor de tus pulsaciones.
  • Pulso radial: al igual que el pulso carotídeo, debes medirlo con tus dedos índice y medio. En ambos casos no debes usar el pulgar, ya que, este dedo cuenta con su propio pulso. Coloca los dedos mencionados anteriormente sobre la muñeca y presiona hasta sentir el pulso, luego cuenta la cantidad de latidos que siente durante un minuto.

Sin importar que pulso utilices es importante que estés en reposo para que el valor no esté alterado. Recuerda que 80 latidos por minutos pueden considerarse pulsaciones normales. También puedes medir tus pulsaciones con un monitor de frecuencia cardíaca. Esto es útil y recomendable, porque, puedes mantener un control sobre tus pulsaciones normales, al igual que tu tensión arterial. Te recomendamos que para mantener este control te descargues Cora Health de manera gratuita, en ella podrás almacenar toda tu información, compartir los valores de tus pulsaciones y conocer a fondo tu condición.

¿Qué dicen tus pulsaciones en reposo sobre tu salud?

Tus pulsaciones en reposo pueden darte información importante sobre tu salud. La mayoría de las veces, una frecuencia cardíaca baja puede indicar alguna condición.

Además de eso, los doctores pueden utilizar la información acerca de tus pulsaciones para realizar un diagnóstico. Como hemos mencionado anteriormente un ritmo cardíaco alto, también puede ser un síntoma de alguna enfermedad mayor. A su vez, este valor puede decir cuanta sangre llena tus venas.

Como las pulsaciones normales indican la velocidad y el ritmo de tus latidos, tu doctor podría decirte si los latidos son muy suaves o tienen un ritmo extraño, es decir, un desorden del ritmo esta condición se conoce como fibrilación auricular.

Conoce más sobre la salud de tu corazón